Sidebar

Magazine menu

18
Mon, Dec

Erin Hillman: Agente de Cambio, Administradora de Paz

Leadership
Typography

La Confraternidad Eisenhower (Eisenhower Fellowships) es una organización independiente, sin ánimo de lucro y sin afiliación política alguna, fundada en 1953 como un regalo de cumpleaños al presidente Dwight D. Eisenhower. Eisenhower, quien actuó como el Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas Expedicionarias en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, tenía una experiencia significativa trabajando con líderes globales para alcanzar un objetivo común. Como presidente, el creía que “las relaciones pacíficas entre las naciones requieren de entendimiento y respeto mutuo entre las personas”. Honrando esta convicción, y su compromiso con un mundo más pacífico, un grupo de amigos y colegas le dedicaron la Confraternidad a él, como una manera para que Estados Unidos vinculara a sus aliados globales en un intercambio internacional de líderes.

Más de seis décadas después, la Confraternidad Eisenhower continúa comprometida con ofrecer una experiencia de confraternidad única a más de 70 líderes en la mitad de sus carreras, cada año. A través un riguroso proceso de selección, entre 40 y 50 Fellows de todo el mundo son invitados a crear y realizar un itinerario de viaje individualizado en el cual se encontrarán con entre 60 y 80 profesionales de su campo, y visitarán entre 8 y 10 ciudades de Estados Unidos. La Confraternidad Eisenhower también selecciona y trabaja con 20 líderes estadounidenses para ofrecerles experiencias similares en más de 40 países. A pesar de que la organización ha evolucionado a través de décadas de cambios tecnológicos, políticos y sociales, continúa teniendo frutos y relevancia en su misión. En el centro de sus operaciones, “la Confraternidad Eisenhower identifica, empodera y conecta líderes innovadores a través de una experiencia de confraternidad transformadora y un compromiso de toda la vida en crear un mundo más pacífico, próspero y justo”. 

________

Erin Hillman, Vicepresidente de Programas y Operaciones, ha visto la Confraternidad Eisenhower crecer desde su llegada a la organización hace más de 15 años. Erin vivió por muchos años en el área de Philadelphia, recibió su diploma de grado de la Universidad La Salle y su Master en Educación de la Universidad de Temple. Luego de lo cual, comenzó a interesarse en la educación y el desarrollo de Sichuan, China, donde trabajó con los Cuerpos de Paz por dos años. Durante ese período en el exterior, comenzó un programa de formación para profesores de educación superior, y desarrolló una valiosa destreza en el idioma chino. Una vez regresó a Estados Unidos, Erin se encontró con una oferta de trabajo de Encargado de Programa en Idealist para la Confraternidad Eisenhower. Su educación, destrezas lingüísticas y experiencia de liderazgo hacían de ella la candidata adecuada para el cargo. Desde el año 2000, Erin ha servido a la Confraternidad Eisenhower en muchos cargos: no sólo como Encargada de Programa Internacionales, sino también como directora del Programa en Estados Unidos, Directora Senior de confraternidades, y más recientemente como Vicepresidente de Programas y Operaciones. 

En su cargo actual, Erin debe enfrentarse a muchos obstáculos para liderar una organización compleja y en constante evolución. Uno de sus grandes desafíos es encontrar la manera de medir concretamente el impacto de los Programas de Confraternidad Eisenhower. Aunque por un lado es fácil de hacer un seguimiento al rendimiento de la organización (por ejemplo, la Confraternidad Eisenhower ha trabajado con cerca de 2.400 líderes de más de 100 países), es más difícil hacerle un seguimiento al progreso que ellos hacen al lograr resultados intangibles (tales como crear un mundo más pacífico, próspero y justo). Ella busca trabajar de la mano con cada uno de los Fellows miembros de su equipo y los antiguos Fellows de la Confraternidad Eisenhower para buscar maneras creativas de reconocer y aprovechar “los impactos positivos, medibles [y] tangibles”. 

Como parte de su trabajo en Eisenhower Fellowships, Erin también realiza una cantidad significativa de viajes al extranjero para continuar sus programas de expansión y mantener el contacto con la red de antiguos Fellows. A la fecha, ella ha regresado a China en más de 20 ocasiones para promover la vinculación de líderes chinos para el Programa Multi-Nación, e iniciar el nuevo Programa de Eisenhower Fellowships en Zhi-Xing, China. En un viaje a Vietnam en 2014, Erin se dio cuenta que se había sentido inspirada por el entusiasmo y la sinceridad con la cual los Fellows la trataron. Los Fellows Eisenhower tienen la oportunidad única de alejarse de sus vidas y expandir sus redes profesionales y sociales. Muchos, sin embargo, regresan a casa con una muy pequeña red de antiguos Fellows conocidos, y algunas veces tienen que recorrer grandes distancias para encontrarse con alguien que haya compartido la misma experiencia. En un esfuerzo por mantener vivos los lazos de la confraternidad, y aumentar la consciencia del gran trabajo realizado por estos Fellows, Erin siente que es imperativo para Eisenhower Fellowships desarrollar un mejor sistema de acercamiento con los antiguos Fellows. A pesar de que las interacciones cara a cara son lo ideal, y Erin viaja con frecuencia para visitar a los colegas en el extranjero, Eisenhower Fellowships está trabajando para crear una manera más eficaz para que los antiguos alumnos permanezcan en contacto. 

Estos desafíos mantienen a Erin ocupada. En un mundo que está cambiando rápidamente, Eisenhower Fellowships, también tiene que encontrar la manera de adaptarse y evolucionar. Según Erin, cuando ella comenzó a trabajar en Eisenhower Fellowships en el año 2000, la organización no era muy conocida en Philadelphia. Hoy, se ha convertido en una entidad orientada hacia el exterior; abierta a la colaboración y buscando aumentar su visibilidad. Por esta razón, Eisenhower Fellowships está a punto de lanzar su primer plan estratégico en 15 años. Durante el proceso de planeación, Erin y sus colegas esperan colaborar con los miembros de la Junta Directiva y antiguos Fellows para encontrar soluciones innovadoras para los asuntos más urgentes. Esto permitirá a Eisenhower Fellowships entrar en una nueva era de excelencia, en la cual podrá medir más eficaz y acertadamente sus programas, vincular mejor a su red global de Fellows, y aumentar el acceso a su sistema de aplicación online de tal manera que más personas puedan aplicar a sus becas. 

Erin atribuye mucho de su éxito a la extensa red de apoyo por parte de actuales y antiguos Fellows. Más recientemente, ella se inspire en Farzana Yaqoob, Fellow del Programa Multi Nación del 2016. Farzana es el Ministro de Bienestar Social y Desarrollo de las Mujeres en Jammu y Kashmir, situados en la altamente militarizada frontera de Pakistán con India. Durante su estadía en Estados Unidos, ella se reunió con varios profesionales para conocer más sobre estrategias de resolución de conflictos y las diferentes maneras de poder llevar más allá su trabajo de facilitar a las mujeres el acceso a educación y atención médica. Erin ha notado que, para que las mujeres tengan éxito en sus carreras, ellas tienen que rodearse de modelos inspiradores como el de Farzana. Es así que, Erin ha sentido un tremendo apoyo del compromiso permanente de Eisenhower Fellowships hacia la diversidad y ha estado en la organización el tiempo suficientemente largo para presenciar su primer Programa de Liderazgo de Mujeres en 2014. Su consejo a jóvenes mujeres es el de “siempre hacerse notar y ser la persona más preparada de la mesa”. Ella cree, igualmente, que, para que las mujeres tengan éxito, deben apoyarse mutuamente, y rodearse de hombres y mujeres inspiradores que las ayuden a alcanzar sus metas.    

Erin está inmensamente orgullosa de lo que ha sido capaz de lograr con Eisenhower Fellowships. No solamente ha crecido como líder, sino también, se ha encontrado con personas excepcionales de todas las profesiones y regiones del mundo.  Uno de sus máximos logros en Eisenhower Fellowships ha sido el de construir programas de tal manera que los líderes de naciones en conflicto puedan trabajar juntos para crear alianzas pacíficas. Ella dice con frecuencia que los Fellows de India y Pakistán, y los de Israel y Palestina han descubierto que tienen más cosas que los unen que cosas que los dividen. Esto le ofrece a ella una fuente inagotable de inspiración de la cual ella saca la voluntad para continuar trabajando hacia un “mundo más pacífico, próspero y justo”. 

Como administradora del legado de Eisenhower Fellowships, Erin Hillman continúa involucrada en muchas de las decisiones que van a darle forma a su futuro. Ella es optimista en que el programa de planeación estratégica va a atraer un cambio positivo para la organización, y desea retar a sus colegas y antiguos Fellows a diseñar soluciones creativas para sus cuestiones más urgentes. Mirando más hacia adelante, Erin continuará siendo uno de los más sinceros y leales agentes de Eisenhower Fellowships, y tendrá indudablemente un papel importante en impulsar a la organización hacia nuevos niveles de excelencia. 

Issue 37 SP | Disruptive Innovations