Sidebar

Magazine menu

21
Sat, Oct

Beneficios Económicos Periódicos (Beps): Protección Para La Vejez

Disruptive Innovations
Typography

El Sistema de Pensiones en Colombia afronta retos de cobertura, sostenibilidad y equidad. El Gobierno de Colombia ha administrado diferentes alternativas para combatir estas barreras, no obstante, el Sistema General de Pensiones (SGP), debido a sus requerimientos para cotizar, limita el acceso a ciudadanos con ingresos inferiores al salario mínimo. En ese sentido, el Estado colombiano, a través de Colpensiones, entidad administradora de pensiones, y el Ministerio del Trabajo, ha venido esforzándose por superar y utilizar distintos canales para superar los desafíos que presenta el SGP. Este es el caso del programa Beneficios Económicos Periódicos (BEPS) que busca hacer frente a las bajas tasas de cobertura del Sistema de Pensiones a través de una innovación social única en su tipo.  

Entre los factores responsables de los bajos niveles de contribución y de cobertura que presenta el SGP, se encuentran las altas tasas de desempleo, la inestabilidad en el empleo, la informalidad y los bajos niveles ingreso de una gran parte de la población colombiana. Lo anterior se traduce en que el monto de los ahorros o el número de semanas de los individuos, que sí logran cotizar, es muy bajo en relación con lo necesario para alcanzar una pensión, al menos, del salario mínimo. Al mismo tiempo, el SGP se hace insostenible porque el número de individuos que realizan aportes es muy bajo comparado con el número de personas que están en edad de jubilarse. En ese sentido, el Estado colombiano enfrenta retos sociales y fiscales que impiden proporcionar una pensión adecuada para todos, especialmente dentro de los grupos más vulnerables de la sociedad. 

Este artículo tiene como objetivo describir la innovación social  BEPS que busca impactar positivamente la vida de su población objetivo ofreciendo un mecanismo de ahorro flexible, teniendo en cuenta las posibilidades de ahorro de sus beneficiarios, es decir, su naturaleza informal y limitada, así como, las bajas tasas de bancarización. 

BEPS es el más reciente instrumento diseñado por Colpensiones y el Ministerio del Trabajo como complemento al SGP y su propósito es fortalecer al Sistema de Protección para la Vejez. BEPS funciona a través de cuentas de ahorros individuales en las que los dueños pueden contribuir voluntariamente. Los colombianos mayores de 18 años que ganen menos del salario mínimo pueden acceder al programa y contribuir durante los meses en los que estén trabajando informalmente y, cuando trabajen formalmente, pueden contribuir al SGP. El ahorro personal sumado a un incentivo del 20% de lo ahorrado aportado por el Estado, se  convierte en una anualidad vitalicia que puede hacerse efectiva en cualquier momento después de la edad de pensión. Los usuarios pueden hacer depósitos en las cuentas de BEPS ubicadas alrededor del país. Para este fin, el programa cuenta con un 96% de cobertura en los municipios. Esto quiere decir que la mayoría de municipios ya cuentan con puntos de recaudo. 

Para fomentar la participación en el programa y contrarrestar la escaza cultura de ahorro en Colombia, el Gobierno ha diseñado una serie de incentivos para los beneficiarios: En primer lugar, los participantes del programa reciben un subsidio del 20% de lo ahorrado al momento de generar la anualidad vitalicia. Adicionalmente a este incentivo, el Gobierno garantiza el poder adquisitivo de la cantidad de dinero ahorrada, elimina los costos administrativos y proporciona un seguro de vida proporcional a los niveles de los ahorros. 

Por otro lado, Colpensiones auspició un esquema de incentivos de sorteos semanales, mensuales y anuales de dinero para ser abonado a las cuentas de ahorro para compra de motos y de vivienda durante los últimos 4 meses de 2016. 

Para llevar a cabo este ejercicio, durante el 2016, Colpensiones realizó una colaboración con el Departamento Nacional de Planeación (DNP) a través de Sinergia y con Innovations for Poverty Action (IPA), organización sin ánimo de lucro que diseña e implementa evaluaciones experimentales de programas contra la pobreza alrededor del mundo. Las evaluaciones experimentales utilizaron la más rigurosa metodología y han sido consideradas como las mejores entre el grupo de las evaluaciones de impacto en las que el grupo control y el tratamiento son asignados aleatoriamente.

El grupo de investigación, compuesto por académicos que trabajan con IPA, miembros de Colpensiones y del DNP, decidió enfocar el estudio en una campaña activa de mensajes de texto (SMS) durante el período de sorteos, dirigida a vinculados al programa. La decisión se basó en las ventajas de los SMS: La facilidad de su implementación (debido al servicio de SMS con el cual ya contaba Colpensiones), la facilidad de uso de datos administrativos para medir cambios en comportamientos del ahorro entre los participantes y la consecuente ausencia de costos relacionados con levantamiento de datos y la repetición de la intervención en el futuro por parte de Colpensiones. Debido a que Colpensiones se comunicaba con los usuarios de BEPS principalmente a través de SMS, los resultados de la evaluación informaron a la institución de que efectivamente los SMS eran una herramienta eficiente para incrementar el uso de las cuentas de BEPS (en términos de cantidades depositadas y la frecuencia de los depósitos).

Para asegurar que la información analizada sea relevante en futuros periodos con o sin el incentivo de los sorteos, el grupo de investigación decidió diseñar dos macro categorías de SMS: recordatorios de ahorro generales y mensajes que incentivaran la participación en el sorteo. Cada categoría tenía diferentes tipos de mensajes para medir en detalle la efectividad de diferentes contenidos (por ejemplo: mensajes personalizados, mensajes genéricos, y mensajes de comparación social). De un total de 426,505 usuarios de BEPS (al momento del diseño del estudio), 421,470 usuarios fueron seleccionados para la muestra, de los cuales 175,750 recibieron mensajes, siendo parte del grupo del grupo de tratamiento. La muestra del estudio fue dividida aleatoriamente en 20 grupos que recibían o no recibían mensajes, estratificados por diferentes variables, para asegurar que cada grupo tuviera características similares. Para la evaluación, entre septiembre y diciembre del 2016, un total de 1’597,714 mensajes de texto fueron enviados a los individuos del grupo de tratamiento. 

Durante todo el estudio, las tres instituciones trabajaron juntas para asegurar que los objetivos propuestos en la evaluación se cumplieran. La participación continua Colpensiones, apoyando y promocionando la investigación, garantizando al equipo de investigación acceso a datos relevantes y colaborando activamente en la definición de todos los aspectos de la evaluación, fue la clave del éxito de estudio. En un corto lapso  de tiempo, la alianza estratégica logró completar el diseño y la implementación del experimento, analizando los resultados y planificando los pasos a seguir. Los resultados de la evaluación están apoyando a Colpensiones y a su programa BEPS en la definición de estrategias de comunicación con los usuarios del programa. Ya se han identificado nuevas áreas de trabajo para la mejora del programa desde su fase de diseño. 

Ahora bien, teniendo en cuenta la experiencia de la evaluación y muchas de las otras ventajas que tiene el programa BEPS, se puede evidenciar que el programa, a través de los incentivos que utiliza, ha contribuido al aumento gradual de la cobertura del Sistema Colombiano de Protección de la Vejez. 

Los BEPS constituyen una innovación social que surge de la necesidad de responder a los retos del mercado laboral colombiano, haciendo que los 15 millones de colombianos que no cuentan con ningún apoyo para su vejez, por distintas circunstancias, lo puedan hacer mediante ahorros voluntarios, llevados a cabo durante su etapa productiva de manera flexible y acorde a sus ingresos. 

Más allá de los avances que han resultado de BEPS, el Estado colombiano seguirá trabajando para fomentar la cultura de ahorro en la sociedad, enfrentando los retos que el sistema presenta. Es así como, mediante mecanismos como débitos automáticos, la educación para el ahorro y el trabajo conjunto con patrocinadores y n agremiaciones, el Estado continuará haciendo frente a las realidades del mercado laboral que generan una serie de retos para el sistema de pensiones en el país. 

Este caso demuestra que las alianzas estratégicas entre instituciones públicas, organizaciones no gubernamentales y academia pueden aportar avances importantes en la creación, fomento, y promoción de innovaciones sociales.

Mauricio Olivera González
Presidente COLPENSIONES
Felipe Castro Pachón
Director de Seguimiento y Evaluación de Políticas Públicas 
Departamento Nacional de Planeación de Colombia 
Edoardo Trimarchi
Policy Associate – IPA