Sidebar

Magazine menu

18
Mon, Dec

Certificados De Beneficio De Agua Como Estrategia Para La Conservacion Y Restauracion Del Paramo De Santurban En Colombia

Disruptive Innovations
Typography

Resumen Ejecutivo

El Páramo de Santurbán hace parte de una región natural de aproximadamente tres millones de hectáreas de ecosistemas de páramos ubicados en los departamentos colombianos de Norte de Santander y Santander, representando cerca de la mitad de los Páramos Andinos y constituyéndose en la fuente fundamental de provisión de agua dulce para más de 25 millones de colombianos. Existe una clara preocupación, a diferentes niveles sociales y políticos, de buscar y generar opciones que permitan proteger estos ecosistemas vitales para el desarrollo social y económico del país. Esta situación plantea importantes retos que deben ser abordados en terreno y de manera incluyente con la población directamente afectada que cohabita con las fuentes de agua y ha desarrollado su vida y obtenido su sustento en este entorno. Los certificados de Beneficio de Agua buscan ofrecer una opción tangible de alternativas de conservación del Páramo a la población, generando una opción rigurosamente soportada que permita identificar y cuantificar los beneficios compartidos entre los habitantes de la zona, mediante un mecanismo voluntario, simple y confiable. 

Caption: Quelpa Lake in Cucutilla, Norte De Santander, in the Sisavita Natural Parc.

Contexto

Hace algunos años los servicios ambientales eran normalmente ignorados y subvalorados. Actualmente, existe una clara tendencia de reconocimiento del medio ambiente como proveedor de servicios ambientales vitales para la sociedad y como causante de una creciente sensibilidad social hacia la necesaria relación de sostenibilidad que debe existir entre los ecosistemas estratégicos proveedores, las personas que demandan y dependen de estos servicios, y su implicación en el desarrollo de las actividades económicas. No sólo desde el punto de vista de la necesaria compensación por los efectos negativos que ocasiona el uso inadecuado de recursos vitales, sino, también, de la necesaria manifestación de corresponsabilidad en su conservación para el desarrollo social y económico. Lo anterior ha ocasionado que actualmente adquiera una especial importancia hablar de mercado ambiental.

Los mercados ambientales se basan en operaciones donde el beneficiario de un servicio ambiental genera un incentivo económico, en dinero o en especie, para compensar la provisión de los servicios ambientales que ofrece dicha área. 

La definición de servicios ambientales incorpora una gran variedad de posibilidades, que incluyen servicios de provisión (agua, comida, otros), regulación (secuestro de carbono, regulación de clima, otros), soporte (reciclaje y dispersión de nutrientes, otros) y culturales (inspiración, motivación, ecoturismo, otros). 

Este artículo se concentra en el servicio ambiental de provisión hídrica, asociado a la producción de agua en cantidad y calidad y la retención de sedimentos. Estos servicios ambientales hídricos están claramente definidos en cuanto a sus características y al proceso por el cual se proveen y generan beneficios. No obstante, en términos de la cuantificación, valoración y verificación, y la posterior generación de una retribución por ellos, se introducen variables nuevas que hacen que se introduzca en el modelo de mercado ambiental la complejidad propia de la innovación.

El Páramo de Santurbán es la fábrica de agua de más de dos millones de personas en dos departamentos de Colombia (Norte de Santander y Santander) y es la base para el desarrollo social y económico de dos ciudades principales: Cúcuta y Bucaramanga, séptima y sexta área metropolitana más grande del país, respectivamente.   

Problema

Esta zona estratégica para el agua de la región ha sido altamente impactada por procesos productivos asociados a la agricultura, la ganadería y la minería, por lo que el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia – MADS – emitió en diciembre de 2014 el Decreto 2090 que delimita el Páramo y establece condiciones para su uso. A pesar del nuevo contexto que genera un avance significativo en las posibilidades de su conservación, se ha generado un conflicto social con la población que ha habitado la región durante décadas y que piden opciones reales y alternativas que les permitan conservar las fuentes de agua, sin renunciar a los lugares y condiciones de vida que los han acompañado durante varias generaciones.

Solución Innovadora 

En este contexto, se está desarrollando, desde junio 2016, el proyecto de implementación de un esquema técnico financiero de Certificados de Beneficio de Agua (Water Benefit Certificates - WBC) como estrategia de largo plazo para la conservación del Páramo de Santurbán.  Este proyecto se está realizando con el cofinanciamiento internacional de la Embajada de Suiza en Colombia con la Agencia Suiza para la Cooperación y el Desarrollo – COSUDE – y de la Cooperación Alemana – GIZ – y con el cofinanciamiento local de la Alianza BioCuenca (Fondo del Agua de Norte de Santander), en cabeza de la Gobernación de Norte de Santander y de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental – CORPONOR – y de la organización Good Stuff International Latinoamérica y Caribe – GSI-LAC.

El proyecto se basa en la implementación de un mecanismo innovador y sostenible que cuenta con una robusta base científica y mediante el cual se generan incentivos para la conservación del agua por, para y con los pobladores del Páramo de Santurbán.  El proyecto inicial se está desarrollando en el municipio de Mutiscua, ubicado en el Departamento de Norte de Santander en la cabecera de las cuencas del río Zulia, una de las fuentes principales de agua para el área metropolitana de Cúcuta y ,también, para una importante población en el vecino país de Venezuela.  

Valor Añadido

El proyecto se ha concebido en su desarrollo bajo tres líneas de trabajo que responden a las diferentes fases que actúan coordinamente: 1.- Línea técnica, 2.- Línea de armonización política, 3.- Línea de mercado y 4.- Línea de comunicación (Transversal). 

La línea técnica se centra en una detallada y rigurosa definición, caracterización, medición, validación y verificación del Beneficio Hídrico de la conservación del Páramo (BHP), a lo cual se incorpora la visión social de los pobladores del área de provisión ampliando el concepto a Beneficio Hídrico Integral de la conservación del Páramo (BHIP. El cual genera un insumo base para la correcta valoración del servicio ambiental hídrico que sirve de sustento a las posibilidades de mercado con elementos claramente definidos, valorados y verificados.  Con esta información, soportada adicionalmente con una robusta base jurídica y política y con una estrategia de mercado, se busca generar un flujo de recursos que demuestre que, mejorando la condición de ingreso económico de las familias, se generan cambios que promueven la conservación del páramo en conjunto con el desarrollo sostenible de la población.  

La línea de armonización política es el mecanismo que permite que los gobiernos, las empresas y la población que están ubicadas en las grandes ciudades, entiendan y apropien las posibilidades de participación en acciones de protección del agua de una manera novedosa. 

La línea de mercado involucra un Certificado de Beneficio de Agua que, de manera confiable, rápida, simple y voluntaria, permite generar una compensación por el agua que usa/contamina y así hace tangible la relación efectiva entre el pago y el beneficio de agua integral para conservar el Páramo. De esta manera, se ofrece una nueva alternativa de vinculación con la conservación que permite la participación e interacción efectiva y en tiempo real entre los usuarios y el territorio donde se encuentras las fuentes del agua de las cuales depende el desarrollo social y económico de la región.

Fundamentos del Modelo 

El modelo de Certificados de Beneficio de Agua se basa en la generación de la confianza como sustento fundamental para una decisión económica de carácter voluntario, que parte del conocimiento y reconocimiento de la existencia de una corresponsabilidad en torno a la preservación de un patrimonio colectivo: el agua. 

Las diferentes líneas de trabajo (técnica, política, de mercado y comunicación) mantienen un desarrollo simultáneo e interdependiente y aportan los elementos fundamentales para el funcionamiento del modelo y que hacen posible el aumento de la confianza en el sistema: 

Simplicidad: Responder a preguntas simples con respuestas sencillas, pero con una robusta y rigurosa base científica y con una verificación y validación independiente, ofrecida por un tercero imparcial. 

Armonía política: La correcta coordinación con las instancias políticas que tienen jurisdicción en el territorio y en la regulación de servicios ambientales resulta fundamental en el proceso de generación de confianza.

Acceso a información: La información clara, simple, disponible y concreta es un factor que se considera clave para el correcto funcionamiento del esquema.  Se debe generar información disponible sobre el servicio ambiental (responde a las preguntas: ¿Por Qué?, ¿Dónde?), sobre el esquema técnico financiero (responde a las preguntas: ¿Cómo? ¿Cuánto cuesta?  ¿Cómo se invierte?  ¿Cómo puedo verificar?) y sobre los beneficios compartidos generados (responde a las preguntas: ¿Para Qué? ¿Cómo me afecta directamente?). 

Conclusión  

El modelo desarrollado ha permitido la generación de alternativas de sostenibilidad que reconocen la existencia de todos los actores involucrados incluyendo a la población en el proceso de conservación y restauración. Los Certificados de Beneficios del Agua son actualmente demandados por los actores nacionales, las instituciones locales y la población en la región, y han generado un impacto territorial y social que une las posiciones opuestas, permitiendo así una conservación del agua basada en el conocimiento, la conciencia y el compromiso coordinado y confiable de ambas partes. 

El proceso continúa avanzando y el proyecto de implementación piloto en Santurbán finalizará a finales de 2018. La conexión efectiva y la conservación de ritmos de evolución equivalentes o, al menos, no dependientes, entre los procesos locales, las instituciones y población locales, con los procesos técnicos y políticos que se desarrollan en la escala departamental y nacional, continúa siendo uno de los principales retos de futuro. Para ello, se han implementado mecanismos que facilitan la independencia de los procesos estructurales y permiten, al mismo tiempo, planear con suficiente tiempo los puntos de conexión, de forma que se consiga mínimo riesgo con máxima efectividad en el proceso.

Por último, el contexto político actual en Colombia se presenta favorable con diversas manifestaciones políticas, institucionales y sociales que están generando un claro reconocimiento del valor ambiental de la conservación del agua y de los ecosistemas estratégicos.  La más reciente manifestación se dio con la expedición del Decreto 870 de 25 de mayo de 2017 por medio del cual se establece el pago por los servicios ambientales y otros incentivos a la conservación ambiental como herramienta para la promoción de estrategias públicas y privadas destinadas a proteger espacios de especial importancia ecosistémica en el actual marco del posconflicto.   La coordinación armónica del esquema de Certificados de Beneficio de Agua aplicado a ecosistemas del Páramo genera una retroalimentación del esquema localmente y en las instancias del Estado que dictan las leyes que será benéfica y necesaria para ambas partes.

 

Ingeniero Civil de la Universidad de los Andes, Colombia, con master en Hidrología del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas del Ministerio de Fomento de España; Investigador y Consultor especialista en Gestión Integrada de Recursos Hídricos. Dos de sus temas principales de trabajo en los últimos años han sido huella hídrica y los mecanismos técnicos – financieros para la conservación, entre ellos los Fondos de Agua, con los cuales ha sido director y asesor técnico de proyectos en varios países, entre los cuales se pueden resaltar Colombia, Perú, España, Costa Rica y Argentina.  Actualmente es Director Regional para Latinoamérica y Caribe de Good Stuff International, con sede en Medellín. GSI es una empresa consultora internacional con presencia en Países Bajos, Suiza, Kenia, España y Colombia, dedicada al desarrollo de proyectos orientados a la gestión sostenible del agua.