Sidebar

Magazine menu

18
Mon, Dec

Educar A La Primera Infancia Para Educar A Toda Colombia

Disruptive Innovations
Typography

Resumen ejecutivo

Frente a la urgente necesidad de revolucionar el sistema educativo y de atención a la primera infancia en Colombia para reducir las brechas sociales y la desigualdad, surgió hace más de 8 años aeioTU, un proyecto de la Fundación Carulla, el cual, inspirado en la filosofía educativa de Reggio Emilia, ha revolucionado el método educativo que lleva a lograr de manera completa y eficiente, el desarrollo cognitivo y socioafectivo de los niños de 0 a 6 años.

Ubicamos a los más pequeños como el eje y centro de todo el modelo educativo para que, a través de retos y aprendizajes cotidianos, puedan desarrollar todo su potencial y empoderarse de sus decisiones e ideales. aeioTU cuenta en la actualidad con 30 centros educativos, un equipo que supera los 1.000 educadores y con capacidad de atender a más de 14.400 niños en todo el país bajo el claro objetivo de consolidar una red de centros con alto impacto y sostenibilidad en toda Colombia.

Hoy en día la infancia en Colombia es parte de una sociedad que enfrenta desafíos de convivencia, desarrollo económico y generación de oportunidades equitativas e influyentes. De acuerdo con el Departamento Nacional de Estadística (DANE), en todo el territorio nacional viven más 4,3 millones de niños y niñas que hacen parte de esa franja de 0 a 6 años conocida como primera infancia. Cerca de 3,5 millones, es decir, el 82 por ciento de estos pequeños, habita en condiciones de pobreza que generan exclusión y difícil acceso a una atención y educación de alta calidad. 

Este panorama ha sido ampliamente analizado por los gobiernos de turno, la academia y expertos internacionales, pero ha arrojado escasos resultados y pocas acciones que perduren en el tiempo. Sin embargo, tras la aprobación en 2006 de la Ley 1098 por parte del Congreso de la República, que en su artículo 29 establece el derecho al desarrollo integral de la primera infancia, la atención a esta población en Colombia se ha venido fortaleciendo como elemento ideal para transformar y ser vehículo de progreso social al interior de las comunidades.

Por esto, en 2008, aeioTU decidió emprender y promover un proyecto de educación para la primera infancia en Colombia, el cual se caracteriza por acompañar a los niños en un proceso fundamental para cualquier ser humano: encontrar sentido a la vida y a las cosas, de una manera natural y alegre, poniéndolos como protagonistas del proceso de aprendizaje y empoderándolos frente a diferentes aspectos de la vida. 

Descubriendo los verdaderos retos

Para llegar a lo realizado hasta hoy, la Fundación Carulla llevó a cabo durante varios años un proceso de identificación de las principales falencias que tenía la atención a la primera infancia en Colombia, y encontraron una educación informal y fragmentada carente de una institucionalidad real, sumada a la falta de claridad que existía en el país sobre el esquema de servicios que debía ser parte de la pedagogía preescolar. 

Adicionalmente, los investigadores de aeioTU concluyeron que, cerca de la mitad de los niños en Colombia, no desarrolla su pleno potencial. También encontraron que la primera infancia estaba desprotegida, no solo en los segmentos más vulnerables de la población, sino en absolutamente todos. Si vivimos en un país que tradicionalmente ha estado marcado por los desajustes y brechas sociales y la discriminación, lo mejor que se puede hacer para transformar esa realidad es empezar por la educación. Así, la Fundación se ha comprometido a mejorar el acceso y la calidad de la educación que reciben los niños en Colombia desde su nacimiento hasta los cinco años, el momento más significativo para el desarrollo del ser humano.         

Un camino de la mano de Reggio Emilia

Es precisamente la necesidad de una formación de alta calidad para la primera infancia que aeioTU se inspira en Reggio Emilia, una filosofía avalada por la Unión Europea (UE) y la Universidad de Harvard, que considera al niño como el protagonista activo de su propio aprendizaje.

Decidimos inspirarnos en esta filosofía por varias razones: Porque respeta los derechos de los niños, reconoce sus inmensas capacidades y les ayuda a desarrollar su pleno potencial; porque este enfoque ha sido reconocido mundialmente tal como establece Howard Gardner, investigador de Proyecto Zero de la Universidad de Harvard y autor de los libros “Inteligencias Múltiples: La Teoría en la Práctica” y “Cinco Mentes para el Futuro”, quien se refiere a los centros de Reggio Emilia como “colegios donde las mentes, cuerpos y espíritus de los niños más pequeños son tratados con sobresaliente seriedad y respeto” y donde al mismo tiempo experimentan placer, diversión, belleza y aprendizaje duradero. 

El propósito del modelo es creer en los niños, cuidarlos y educarlos en espacios especialmente diseñados por aeioTU para maximizar su aprendizaje. Actualmente, aeioTU cuenta con 30 centros educativos en Colombia, ubicados en 13 municipios del país, incluyendo dos centros que subsidian, en alguna medida, la operación de los otros centros aeioTU del país, los cuales impactan a más de 13.000 niños en condición vulnerable.

¿Cómo lo hace y por qué aeioTU es innovador?

Como primera medida, los niños son los verdaderos protagonistas del proceso de crecimiento ya que son seres únicos, fuertes, con su propia identidad, plenos de derechos y potencialidades, miembros valiosos de su comunidad, constructores de conocimientos, con ganas de explorar el mundo a través de sus sentidos y percepciones.  La organización y el diseño del ambiente al interior de los centros de educación, CDI, juegan un papel preponderante ya que se encuentran dispuestos de manera tal que posibilitan e invitan al juego, la exploración, el asombro y la investigación. 

De igual forma, en aeioTU se valoran y reconocen distintos pilares que se combinan para darle vida a todo el modelo educativo, el niño, los educadores y las familias, en la escucha, el dialogo y la reflexión, el arte y la cultura, la creatividad, el juego y la investigación, la documentación y el espacio físico de los centros.

Para realizar un seguimiento al desarrollo integral del niño, aeioTU desarrolló un software especializado: ConecTU, una herramienta que, desde seis dimensiones del desarrollo: cognitiva, socio emocional, corporal, creativa, comunicativa y nutrición y salud. Se encuentra sustentado en objetivos de aprendizaje claros, lo cual lo convierte en el mejor aliado en la sistematización del seguimiento de la evolución de los niños.

Asímismo, aeioTU cuenta con un programa de desarrollo profesional para maestros, líderes, familias, centros asociados, y operadores de primera infancia de entidades públicas y/o privadas el cual ofrece formación, acompañamiento y fortalecimiento en gestión de liderazgo, gestión administrativa y  cinco ejes temáticos inspirados en toda la Experiencia Educativa: Concepción de infancia y estrategias de aprendizaje, Inclusión social, ambiente y arte como herramientas de aprendizaje, Seguimiento al desarrollo y salud y nutrición. “Estamos vinculados a la estrategia de fortalecimiento del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF desde el 2015 donde hemos acompañado a más de 1000 de Unidades de Servicio en 6 departamentos de la Costa Atlántica, y a más de 5000 educadores, con el propósito de ayudarlos a mejorar su gestión, operación y prácticas educativas establecer y así impactar a más de 100.000 niños en todo el país”. 

“Hace un mes inauguramos un nuevo programa aeioTU en Tu Empresa, la más reciente innovación de aeioTU-Fundación Carulla que busca llevar el impacto positivo alcanzado por la Experiencia Educativa de aeioTU, a las empresas del país”, comenta Maria Adelaida López. Cada vez más, los empleadores se dan cuenta de la importancia de tener beneficios que tengan sentido para sus colaboradores y que les permitan estar más tranquilos y motivados. Es por esto que, contar con un centro para la primera infancia que atiende a los hijos de los colaboradores – más conocido como un jardín infantil – que funcione dentro de las instalaciones de la Compañía, es sin lugar a duda una excelente solución.

Estamos comprometidos con nuestra cultura organizacional, valores y principios operativos. Somos una organización que aprende y mejora constantemente de su propia práctica, vivencias y contextos”, afirma María Adelaida López, Directora Ejecutiva de aeioTU.

Un día en aeioTU…

Un día aeioTU comienza con un momento informal de encuentro y conversación entre los niños, sus familias y los educadores. Esta actividad se lleva a cabo en los espacios comunes del centro, como el parque, la plaza central o el comedor. El día continúa con todo el grupo reunido en la asamblea con sus maestros, donde se comparten experiencias o sentimientos, se conversa sobre los diferentes proyectos de investigación que se están llevando a cabo.

Luego se dividen en pequeños grupos para continuar la Experiencia Educativa aeioTU: rotar por los rincones de interés, concentrarse en aspectos específicos del proyecto de investigación, visitar los espacios comunes, profundizar procesos con el tallerista, realizar visitas o trabajos de campo en otros espacios escolares, practicar habilidades psicomotrices y sensoriales derivadas de los requerimientos del proyecto de investigación, y disfrutar de espacios para la alimentación y el descanso.

El gran impacto del modelo aeioTU

En 2010, para hacer una evaluación y seguimiento al objetivo del nuestro modelo educativo de aeioTU, el Instituto Nacional de E.U. para la Investigación sobre la Educación Inicial NIEER      -por sus siglas en inglés-  de la Universidad de Rutgers y la Universidad de los Andes-CEDE, llevaron a cabo el Estudio longitudinal aeioTU.  En los resultados arrojados por el Estudio se ha comprobado que los niños en situación de vulnerabilidad que asisten a los centros educativos aeioTU durante 20 meses o más, logran cerrar la brecha de desarrollo existente entre niños provenientes de familias de bajos y altos ingresos. 

Adicionalmente, el Estudio demostró que el modelo logra impactar también a las familias de los niños, quienes recurren más a estrategias de disciplina positiva que a castigos punitivos, votan más y confían más en sus vecinos.

Por todo lo anterior, vemos nuestros Centros de Primera Infancia aeioTU como constructores de cultura e identidad que son un bastión importante para el desarrollo de las comunidades en que se encuentran y para que nuestros niños se conviertan en adultos empoderados, con criterio e ideales claros”, concluyó María Adelaida López, Directora Ejecutiva de la Fundación Carulla- aeioTU.

María Adelaida López
Directora Ejecutiva de Fundación Carulla aeioTU