Sidebar

Magazine menu

23
Sun, Sep

LOS PROYECTOS DE APLICACIÓN PROFESIONAL: UNA MODALIDAD PARA APRENDER Y CONTRIBUIR CON Y PARA LA SOCIEDAD

Disruptive Innovations
Typography

Contexto

La innovación social que a continuación se presenta se ubica en el ámbito académico y de vinculación universitaria. El contexto específico es el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), universidad jesuita de Guadalajara Jalisco, México. 

El ITESO en el 2004, con el afán de cristalizar el compromiso y visión de universidad solidaria, reflexiva, crítica y propositiva ante problemáticas sociales, integra en el proceso de renovación curricular de sus programas de estudio de licenciatura, los Proyectos de Aplicación Profesional (PAP) que están “orientados a la intervención o transformación de problemáticas sociales específicas, mediante trabajos disciplinares, interdisciplinares, multidisciplinares o transdisciplinares que impliquen una aportación social (…). Proyectos que pretenden capitalizar las experiencias institucionales acumuladas que las distintas instancias del ITESO han generado en torno al compromiso social. Son, ante todo, proyectos que, organizados en la estructura curricular, se orientan a generar sinergias entre dependencias académicas en un horizonte social más complejo y demandante de soluciones integrales” (Consejo Académico, 2005) 

Esta modalidad de innovación educativa y de vinculación con la sociedad consiste en la conformación de equipos multi o interdisciplinarios de estudiantes, quienes, acompañados por un profesor o asesor especialista, transfieren sus conocimientos para generar alternativas y soluciones a problemáticas del entorno. 

A través de los PAP se articulan tres componentes sustantivos de la formación universitaria: el servicio social, la aplicación profesional y la opción terminal. Esta integración se concreta en experiencias de aprendizaje situado en escenarios reales que son preferentemente con los más necesitados. 

Así, la integración de dichos componentes sugiere una nueva estrategia mixta del aprendizaje experiencial que integra: el método de proyectos, prácticas situadas o aprendizaje in situ en escenarios reales, aprendizaje en el servicio y de trabajo en equipos cooperativos. Los PAP son una modalidad que constata que la mejor manera de aprender es aprender haciendo y contribuyendo y que ello genera aprendizajes que no solo requieren de la aplicación de saberes disciplinares, sino retar a la propia disciplina o disciplinas de los involucrados para dar respuestas a problemas de la sociedad que suelen ser complejos.

¿Cómo operan los Proyectos de Aplicación Profesional? 

Para la puesta en marcha de los PAP se requiere de la articulación de la gestión de distintas dimensiones que, al combinarse, hacen posible que las experiencias de aprendizaje de estudiantes universitarios conlleven a la solución de problemas reales de un contexto determinado. 

Las dimensiones de la gestión y los criterios básicos que esta innovación educativa requiere para su operación son:  

Estructura curricular y gestión escolar

Los PAP son una asignatura tipo proyecto del área de saberes profesionales de las licenciaturas. Cada estudiante requiere cursar dos PAP de 16 créditos que equivalen a 16 horas por semana. La duración de un proyecto está sujeta al periodo escolar, sin embargo, si el proyecto requiere de más tiempo, éste puede extenderse a siguientes periodos, ya sea con los alumnos que deciden continuar o con la participación de nuevos integrantes. Los estudiantes son libres de elegir el PAP en el que desean participar, siempre y cuando su carrera haya sido requerida según las necesidades de la organización o comunidad y tengan el 70% de créditos cursados de su licenciatura. 

Por tanto, en la conformación de equipos se toman en cuenta: las problemáticas y características del escenario; las disciplinas acordes para dar soluciones; el interés de los estudiantes para vivir la experiencia PAP; y el área de conocimiento y experiencia del profesor y/o asesores. 

El beneficio que los estudiantes obtienen al cursar el PAP es la acreditación de:  

El servicio social: en México es de carácter obligatorio la prestación de al menos 480 horas de servicio para obtener el título profesional. En el caso particular de esta universidad, además se entiende como un compromiso con la sociedad y su interés por transformar profundamente a los estudiantes.

La aplicación profesional: que implica la puesta en práctica de los saberes o competencias profesionales del estudiante. 

La opción terminal: como una modalidad de titulación que se obtiene a través de la recuperación y reflexión crítica de la experiencia vivida en PAP.  Esta recuperación es presentada de manera escrita en un informe y socializada a través de una presentación pública que da cuenta de los logros obtenidos del proyecto. 

Gestión de la vinculación con la sociedad 

La principal modalidad de vinculación que el ITESO tiene con la sociedad se realiza a través de los PAP. Para la formulación de un PAP se requiere que la comunidad, colectivo u organización solicitante, registre la problemática con la que se enfrenta y sus posibles soluciones. Este registro denominado “anteproyecto” es revisado por académicos de la universidad, el cual, si es dictaminado a favor, se integra a la oferta académica PAP para que pueda ser visto y elegible por los estudiantes.

La estructura organizativa de los PAP está en función de 4 apuestas estratégicas definidas a partir de las problemáticas del entorno y de los objetos de estudio de los programas educativos de la universidad. Éstas son: 

  • Economía solidaria y trabajo digno
  • Identidades e inclusión social
  • Justicia y democracia
  • Sustentabilidad y tecnología

Las apuestas operan a través de nodos articuladores que convocan a distintos actores (académicos, estudiantes, beneficiarios, investigadores, profesores, entre otros.) para la identificación y construcción de soluciones en red a problemas que suelen ser complejos. 

Para dar formalidad a las experiencias PAP entre los distintos actores, se firma un Acuerdo de Colaboración que muestra los compromisos del estudiante, de la organización y de la universidad.

Gestión del aprendizaje 

Al ser los estudiantes los protagonistas del desarrollo del proyecto, el rol del profesor consiste en ser constructor de puentes o andamiajes para que los alumnos transfieran sus conocimientos para la resolución de problemas y, a la vez, se genere una resignificación de sus saberes. Algunas de las estrategias pedagógicas intencionadas por los profesores para que dicha aproximación ocurra, consisten en: la escucha, la problematización, el análisis, la resolución de problemas, la argumentación, el diálogo interdisciplinar, el diseño y desarrollo de propuestas de mejora, elaboración de informes, entre otras. 

Asimismo, se cuenta con una metodología para el aprendizaje en PAP integrada por los siguientes componentes: inserción en el escenario y análisis de la problemática, guía de aprendizaje basada en la formulación del proyecto, acompañamiento entre los involucrados, aplicación y ampliación de conocimientos, reporte PAP, presentación final, monitoreo y evaluación.  

Fuente: elaboración propia con base en el trabajo recuperado de comunidades de práctica de profesores PAP del ITESO (2016).  

Gestión de conocimiento 

Pese a que este tipo de gestión es hasta ahora la menos explorada, no omitimos mencionarla por la relevancia que tiene al reconocer que los PAP son una modalidad dinámica que involucra a diversos actores, escenarios, metodologías y saberes, y que, es a partir de gestionar los conocimientos que surgen de la misma modalidad, lo que favorece su permanencia, mejora, transferencia y continua innovación. La gestión del conocimiento también la entendemos como un modo de hacer comunidades de práctica y de aprendizaje para gestionar los conocimientos que se encuentran distribuidos entre los distintos involucrados (estudiantes, profesores, actores sociales) que, al combinarse, se originan las alternativas y respuestas a las problemáticas del entorno. 

Algunos logros de la experiencia PAP  

Su contribución al entorno social

En los 12 años de la puesta en marcha de esta modalidad se han creado alrededor de 1500 PAP. Han participado más de 15 mil estudiantes que, a través de la aplicación de sus saberes, han contribuido en diferentes sectores: Social, 32%; Gubernamental, 15%; Económico, 38%, e Investigación aplicada, 15%. Este tipo de formación, que el ITESO la nombra como formación vinculada, ha potenciado la vinculación con el entorno y desarrollado en los estudiantes un saber profesional con compromiso solidario. A manera de muestra, se mencionan acciones referentes a lo realizado en PAP: 

Regeneración social del espacio público;  movilidad urbana sostenible; preservación de técnicas artesanales para el diseño de textiles; atención psicológica para pacientes psiquiátricos; gestión comunitaria en comunidades indígenas; alternativas hacia el buen vivir de poblaciones vulnerables; atención educativa a niños en contextos desfavorecidos; nutrición en comunidades marginadas; consultoría a micro y pequeñas empresas; alternativas económicas solidarias; drones y sensores para el cuidado del medio ambiente; desarrollo tecnológico para la sustentabilidad ambiental, energética y alimentaria; desarrollo tecnológico a la industria; defensa de los derechos humanos, atención a migrantes, cultura y transformación social, museos y comunidad, entre otros.  

Cooperativa de artesanas.
Foto Iteso/Luis Ponciano

Su contribución a la formación de los estudiantes

Los aprendizajes y experiencias significativas más frecuentes que reportan los estudiantes son en torno a: vivir una experiencia en un contexto real, conocer y convivir con personas que viven en situación de vulnerabilidad, poner en práctica a sus saberes disciplinares, trabajar en equipos multi e interdisciplinarios, saber de lo que son capaces como personas y profesionistas. Algunas expresiones de estudiantes participantes en PAP son: “El PAP… fue un proyecto que me invita a no quedarme con los brazos cruzados ante problemáticas sociales” “El conocer esta problemática trae consigo una alta responsabilidad social”, “Se trabaja ya no para la calificación, sino para realmente dar soluciones útiles a quien se atiende”, “Los conocimientos que he aprendido… los plasmé en este proyecto, dando soluciones… al contexto inmediato”, “Aprendí que la transparencia y honestidad son cualidades que se deben fomentar”. (Proyectos de Aplicación Profesional y Voluntariado. Experiencias significativas que transforman, 2013). 

PAP en Banco de Alimentos.
Foto:Iteso/Roberto Ornelas.

Retos de la experiencia PAP

En el transcurso de los PAP se han obtenido aprendizajes, obstáculos y retos que en menor o mayor medida se han sobrellevado o que aún quedan pendientes por superar. A continuación, se muestran algunos de éstos y las acciones que se han impulsado o se tienen previstas: 

  • El asincronismo entre el entorno y la académica es un reto constante que para aminorarlo requiere de flexibilidad, planeación, compromiso y uso de tecnología.
  • La conformación de equipos de trabajo acorde a las necesidades del contexto. Para ello, la identificación previa de las problemáticas; el perfil de los involucrados y sus disciplinas; la aceptación libre y comprometida al proyecto, son factores que contribuyen a una mejor integración de equipos. 
  • Re significar el rol del profesor convencional, cuya labor está centrada en enseñar, al del profesor PAP; un colega más del equipo que acompaña, orienta y valida las propuestas de los estudiantes y actores sociales. 
  • Mayor articulación entre otras asignaturas cursadas por los estudiantes para que en su llegada a PAP estén mejor preparados sobre el ámbito y la problemática a abordar. 
  • Acciones que promuevan la autogestión de los involucrados y la sostenibilidad de los proyectos para que su continuidad no dependa de la vinculación con la universidad. 
  • Medición del impacto generado de los proyectos; a través de metodologías para el seguimiento y evaluación de proyectos. 
  • Gestión del conocimiento mediante la conformación de comunidades de práctica y de aprendizaje, así como repositorios que promuevan la difusión y uso de los conocimientos y productos generados de las experiencias PAP. 
  • Difundir y compartir la experiencia PAP para aquellos que buscan una formación vinculada con compromiso social. 

Martha Gabriela Muñoz Padilla. 

Nació en la ciudad de Guadalajara, México. Es licenciada en Ciencias de la educación, maestra en Educación y gestión del conocimiento por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), universidad jesuita de Guadalajara Jalisco, México; y maestra en Cooperación al desarrollo sostenible y en ayuda humanitaria por la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid. Es profesora titular y académica del Centro Interdisciplinario para la formación y vinculación social del ITESO. Tiene desempeño en procesos formativos con profesores y estudiantes que participan en proyectos vinculados con la sociedad. Ha colaborado en cooperativas y proyectos productivos en comunidades indígenas y rurales. Sus principales temas académicos de interés son aprendizaje y servicio, educación y procesos comunitarios, y economía solidaria. This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. +52 (33) 36.69.34.34 ext. 3734

Referencias: 

ITESO (2007). Modelo Educativo del ITESO. México: autor.

ITESO (2005). Criterios Generales y Propuestas operativas para los Proyectos de Aplicación Profesional. México: autor.

Coordinación de Proyectos de Aplicación Profesional (2014). Proyectos de Aplicación Profesional y Voluntariado 2013. Guadalajara, Jalisco: ITESO.

Para conocer más sobre PAP y los aportes de esta modalidad consultar en: 

https://pap.iteso.mx/

https://rei.iteso.mx/bitstream/

https://www.youtube.com/watch?v=6og0TB9NUR4