Sidebar

Magazine menu

06
Fri, Dec

“Encontrando los Mejores Incentivos para que los Jóvenes de México Continúen Estudiando”.

Disruptive Innovations
Typography

Resumen

La fundación Escalera desde el año 2013 ha generado evidencia sobre los tipos de incentivos más eficientes para combatir el abandono escolar en la zona más marginada de México, el estado de Chiapas. El programa Alcance ha evaluado a través de pruebas de control aleatorio los efectos de entregar subsidios o subsidios más materiales motivacionales a jóvenes que se encuentran en la transición entre secundaria y bachillerato. Los últimos resultados de este programa señalan que, en general, los subsidios generan un efecto positivo en la continuidad escolar, aún más si se acompañan con contenidos motivacionales (incremento de 6 puntos porcentuales). Junto con esta evidencia, Escalera identifica varios aspectos relevantes para asegurar el éxito en programas que combaten la deserción escolar en contextos rurales e indígenas. 

-- 

El mundo atraviesa por una tendencia demográfica en la que la población juvenil se vuelve clave para incidir en el desarrollo de nuevas economías. Hoy 1.8 billones de personas tienen entre 10 y 24 años, y 9 de cada 10 de estos jóvenes viven en un país en vías de desarrollo1. Las poblaciones juveniles de estos países son particularmente  vulnerables y afectadas por el abandono escolar, la precarización del trabajo y el desempleo. En Latinoamérica, 21% de aquellos entre 15 y 24 años no  estudian ni trabajan (Ninis)2. El caso de México no es excepción: solo 60% de los 30 millones de jóvenes asisten al bachillerato, y 22% son Ninis3. Inducir a los jóvenes a continuar estudiando es un reto, cada año 1.5 millones de mexicanos abandonan sus estudios de bachillerato, 80% por la necesidad de generar un ingreso que aporte a la economía familiar4

De cara al imperativo de coadyuvar al derecho a la educación de los jóvenes, la Fundación Escalera ha trabajado por 20 años en el desarrollo de programas basados en evidencia que reviertan los ciclos de deserción en las comunidades más marginadas de México. En el estado de Chiapas, al sureste de México, 77% de la población vive en pobreza5. De los 1.5 millones de jóvenes, 80% han crecido en condiciones de pobreza y la mitad vive en pobreza extrema6. Por otro lado, el nivel educativo es el más bajo de México, con 7 años de escolaridad promedio, es decir, no terminar la secundaria7.

¿Qué se necesita para que los jóvenes sigan estudiando? 

Para entender el fenómeno de la deserción escolar en Chiapas, la Fundación Escalera se planteó como objetivo identificar las barreras que impiden que los jóvenes continúen sus estudios, así como diseñar una intervención social que atienda de forma eficiente esta problemática. En sus inicios, en el año 2013, el programa Alcance ofreció una forma innovadora de acompañar a 2,555  estudiantes en su proceso de transición a la preparatoria. A través de un “tutor en una caja”/ “mentor in a box”, jóvenes en su último año de secundaria  recibieron un manual con información sobre los beneficios de continuar a la preparatoria junto con  un listado de las preparatorias disponibles cerca de su comunidad. Esta información no es redundante en contextos rurales e indígenas, donde los jóvenes trabajan desde muy corta edad en agricultura de subsistencia y las mujeres adolescentes están aún expuestas a matrimonios arreglados dentro de su comunidad. Por tal razón, se optó por ofrecer una guía que orientara la toma de decisiones de los jóvenes, quienes en su mayoría son la primera generación de su familia en asistir al nivel medio superior. A la par, Alcance también ofrecía incentivos económicos para apoyar a los estudiantes por los dos primeros años de su bachillerato. Con este diseño inicial Escalera emprendió un camino de aprendizaje sobre las barreras informacionales y económicas que inciden en la continuidad educativa de los jóvenes, mayormente indígenas, de Chiapas. 

¿Cómo funciona el programa Alcance? 

Innovación del programa – Fuente: Escalera

El programa Alcance ha ido escalando en cada una de sus fases, en su última edición alcanzó a más de 15,000 estudiantes de Chiapas. Al día de hoy 58,000 jóvenes en su último año de secundaria han recibido el programa Alcance. Esta escalabilidad ha sido posible gracias al financiamiento de organizaciones públicas como USAID y privadas como Fundación Kellogg, Bécalos, entre otras. La apuesta por experimentar y medir rigurosamente los tipos de incentivos más eficientes abrió la posibilidad de que Escalera incursionara en un modelo de “Pago por Resultados” con el gobierno de México. Este mecanismo de inversión ligada a resultados, entre un ente público y una ONG como Escalera, fue el primer ejercicio de este tipo en Latinoamérica. La innovación del programa no fue solo en el ámbito de financiamiento, sino también en su diseño programático. El programa Alcance ha contrastado la efectividad entre ofrecer a estudiantes sólo materiales motivacionales para estudiar, contenidos motivacionales + subsidios, o sólo subsidios. A través de pruebas de muestreo aleatorio (RCT por sus siglas en inglés) la fundación Escalera hoy comprueba que los resultados de los últimos dos tratamientos mencionados han arrojado resultados positivos de manera consistente. 

En la cuarta fase del programa Alcance, realizada en 2017, la medición de impacto se enfocó en analizar la efectividad de los “subsidios” contra “subsidios+manual motivacional”. Ambas intervenciones presentaron un efecto positivo, logrando que 1 de cada 10 jóvenes ingresaran al bachillerato gracias al apoyo de Escalera. Sin embargo, la intervención más comprehensiva, que ofrecía información y subsidios, demostró un incremento estadísticamente significativo de 6 puntos porcentuales en la inscripción de alumnos al siguiente nivel educativo. Este resultado es sustancial en un contexto como Chiapas, donde sólo la mitad de los jóvenes asisten al nivel medio superior8.  

Las intervenciones de fomento educativo o “becas” son comunes y aparentemente poco innovadoras. No obstante, es importante repensar y analizar cómo estos programas pueden combatir eficientemente el abandono escolar. Según un análisis costo-efectivo de programas de subsidios educativos publicado por J-PAL9, Alcance es competente con programas similares en Ghana y República Dominicana, y 20 veces más efectivo que Oportunidades México, un programa federal de becas a estudiantes de zonas rurales.

 

Gráfico de Relación Costo / Efectividad de Programas Educativos.
Fuente: Escalera 

Recomendaciones para el éxito de programas contra el abandono escolar 

A partir de los resultados obtenidos, las interrogantes sobre qué funciona y por qué son relevantes para organizaciones y gobiernos que buscan impulsar la educación en  contextos adversos. A continuación se enlistan las las lecciones aprendidas por la Fundación Escalera basadas en la evidencia y experiencia de los últimos años: 

1.- Coordinación con el sistema de educación pública. Para asegurar la implementación del programa Alcance en las secundarias se requirió que los docentes apoyaran la transición educativa a través del uso de los materiales motivacionales y/o la entrega de becas de Escalera. Por otro lado, una vez que los jóvenes habían sido inducidos a inscribirse al bachillerato, los docentes de las preparatorias públicas, receptoras de estos estudiantes, tuvieron que notificar a Escalera el uso de fichas de pago de los alumnos beneficiarios del programa. Esta comunicación con docentes y autoridades educativas ha sido clave para agilizar procesos de pago y monitorear la efectividad del programa. Para lograr establecer canales de comunicación ágiles con los docentes, Escalera firmó convenios de colaboración con la mayoría de los subsistemas educativos. Cada una de estas instituciones tienen sus propios procesos y tiempos por lo que fue crucial entenderles y sincronizar procedimientos. Gracias a la cercanía institucional con estas instancias, Escalera ha agilizado su entrega de becas y ha podido acceder a bases de datos necesarias para la medición de impacto del programa. 

2.- Atender las barreras lingüísticas de los estudiantes. La mayoría de los estudiantes en zonas rurales de Chiapas aprenden el español como segunda lengua en la escuela. A pesar de recibir instrucción en español a partir de la secundaria, los estudiantes tienen niveles muy bajos de lecto-escritura lo cual dificulta que los contenidos informativos sean atractivos o prácticos para ellos. De cara a este desafío, el programa Alcance actualmente ha optado por impulsar actividades puntuales con promotores locales, hablantes de la lengua mayoritaria de las comunidades, para así asegurar que los jóvenes entienden los objetivos del programa. Asimismo, el programa ha identificado que contar con material audiovisual en las lenguas originarias es percibido de forma positiva por los estudiantes y es una estrategia costo efectiva. 

3.- Entender el ecosistema escolar y familiar de los estudiantes. A pesar de que el diseño programático de Alcance sea eficaz en promover la continuidad educativa,,  la influencia de los padres y madres de familia es un factor determinante para las trayectorias académicas de los estudiantes. En sociedades indígenas de Chiapas, las tradiciones comunitarias están arraigadas en la vida diaria de los estudiantes por lo que ha sido importante tener sensibilidad cultural al ofrecer oportunidades educativas, así como integrar a los círculos familiares y comunitarios en actividades del programa. De ellos dependen muchas de las decisiones de vida de las poblaciones juveniles, en especial de las mujeres adolescentes quienes muchas veces optan por casarse e iniciar familias a muy corta edad. 

4.- Método de entrega. Sin dejar de ser un programa basado en una transacción de conocimiento o subsidios, el programa Alcance ha experimentado distintas formas de operacionalizar los apoyos a estudiantes, desde transacciones de efectivo directas a través de promotores, vales de pago entregados y canjeados por los docentes, hasta tarjetas de débito entregadas directamente a los estudiantes. Esta última ha resultado una alternativa atractiva para los estudiantes ya que se ha observado que, tanto la novedad de recibir una tarjeta de débito, como la responsabilidad de que cada alumno obtenga y resguarde su tarjeta ha sido positiva en las comunidades rurales. No obstante, a pesar de que el uso de las tarjetas permite mayor transparencia y control de quién y cuándo recibe los subsidios, la fundación Escalera también ha observado que, debido a la lejanía de muchas de las comunidades, el monto de la beca entregada por este medio tiene que ser significativo - más de 50 dólares - para que los alumnos y sus familias efectivamente acudan a un cajero automático. 

Conclusiones

Los subsidios a la educación son efectivos para incrementar la permanencia educativa. A pesar de que existen muchos programas sociales que ofrecen becas, es relevante entender qué aspectos de la implementación son eficientes para contextos de alta marginalización, como es el caso de Chiapas. La fundación Escalera ha generado evidencia sobre cómo los subsidios y materiales motivacionales ofrecidos en un momento de transición entre niveles educativos, son clave para inducir años de escolaridad a jóvenes que no estaban planeando continuar con sus estudios. Paralelo a la medición de impacto del programa Alcance,  la Fundación Escalera ha ido refinando el diseño del programa al incorporar componentes para incentivar a docentes, integrando actividades con padres y madres de familia, y desarrollando materiales audiovisuales más atractivos y entendibles a estudiantes de zonas rurales e indígenas. 

Otro de los aprendizajes a raíz del programa Alcance es que los jóvenes en mayor riesgo de abandono escolar se encuentran inmersos en un ecosistema en el que interactúan estructuras externas (sistema de educación pública) e internas (familia y comunidad), por lo que es necesario robustecer los programas de becas para que estén integrados en las distintas esferas que influyen en la toma de decisiones de los jóvenes. Finalmente, la visión de futuro para el programa Alcance en México es continuar brindado oportunidades educativas a los jóvenes que más las necesitan y promover la generación de políticas públicas basadas en evidencia que aseguren trayectorias académicas y profesionales exitosas para las y los jóvenes de México.  

 

End Notes

1 Das Gupta, Monica, Robert Engelman, Jessica Levy, Gretchen Luchsinger, Tom Merrick, and James E. Rosen. "The state of 1.8 billion adolescents, youth and the transformation of the future”, UNFPA 2014. Accessed 14th July, 2019, www.unfpa.org/sites/default/files/.

2 Durán Romo, Benito. 2019. "Ninis: Factores Determinantes". Realidad, Datos Y Espacio. Revista Internacional De Estadística Y Geografía 8 (3). Accessed 15th July, 2019, www.inegi.org.mx/rde/2017/.

3 Idem 

4 Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. 2018. "Estudio Diagnóstico Del Derecho A La Educación 2018". Ciudad de México: CONEVAL. www.coneval.org.mx/Evaluacion/IEPSM/.

5 "Chiapas - Pobreza Estatal 2016", Entidades Federativas, CONEVAL. Accessed 14th July,  2019, https://www.coneval.org.mx/coordinacion/.

6 INEGI. 2016. "Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2016". Ciudad de México: INEGI. Accessed 14th of July, 2019, https://www.inegi.org.mx/contenidos/

7 INEE. 2018. "Panorama Educativo De México 2017". Ciudad de México: Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. publicaciones.inee.edu.mx/buscadorPub/.

8 Secretaría de Educación Pública. 2019. "ESTADÍSTICA DEL SISTEMA EDUCATIVO CHIAPAS CICLO ESCOLAR 2016-2017". Ciudad de México: Sistema Nacional de Información Estadística Educativa. snie.sep.gob.mx/descargas/.

9 J-PAL. 2017. "Roll Call: Getting Children Into School". Cambridge, MA: Abdul Latif Jameel Poverty Action Lab. www.povertyactionlab.org/sites/default/

Author bio 

Myriam Hernández Vázquez

Mexicana internacionalista con posgrado en Política Social y Desarrollo por la London School of Economics. Myriam cuenta con más de 5 años de experiencia trabajando en organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales, enfocándose en temas de educación y jóvenes.