Sidebar

Magazine menu

16
Wed, Jan

Fundación Interpreta: El uso de tecnologías en contextos humanitarios

Disruptive Innovations
Typography

Resumen Ejecutivo

Fundación Interpreta nace el año 2016 en Santiago, como una respuesta necesaria a las problemáticas de las comunidades migrantes en Chile que han ido creciendo en los últimos años. Alejándose de las soluciones asistencialistas como la entrega de desayunos o las clases de español a haitianos, la organización se posiciona más como un ejemplo de innovación que utiliza herramientas del mundo corporativo y la tecnología para hacer un aporte a la mejora de problemas sociales. 

Contexto

Fundación Interpreta nace el año 2016 en Santiago, como una respuesta necesaria a las problemáticas de las comunidades migrantes en Chile que han ido creciendo en los últimos años. Alejándose de las soluciones asistencialistas como la entrega de desayunos o las clases de español a haitianos, la organización se posiciona más como un ejemplo de innovación que utiliza herramientas del mundo corporativo y la tecnología para ser un aporte en el ámbito social. 

Los periodistas Joselyn Gatica e Ignacio Loyola, en conjunto con Tomás Lawrence, Ingeniero en Gestión Pública, llevaban más de ocho años trabajando en el rubro de las comunicaciones y el marketing, asesorando a distintas empresas con el fin de mejorar su productividad y clima laboral. Como equipo de trabajo, cansados del ambiente corporativo, decidieron dar un giro de 360 grados a sus vidas y empezar una fundación que solucionase problemas reales de la sociedad chilena.

“Todo esto partió cuando nos dimos cuenta de que existía una deuda con la sociedad. El flujo migratorio en el país estaba comenzando a crecer de forma exponencial, y los migrantes estaban cayendo en situación de vulnerabilidad: había una pobreza multidimensional mayor entre ellos”, declara Tomás Lawrence, Presidente de la Fundación.

Foto de Fundación Interpreta – De izquierda a derecha, Tomás Lawrence, Ignacio Loyola y Joselyn Gatica

La Tecnología y la Solución de Problemas Sociales

Uno de los problemas más complejos con el aumento del flujo migratorio a Chile es el presentado por la comunidad haitiana que llegó al país con la barrera lingüística: la mayoría llega sin conocimientos de español, lo que los lleva a tener problemas a la hora de informarse respecto de sus derechos y trámites. En ese sentido, una de las primeras soluciones de Interpreta fue la aplicación móvil T-zen, escrita en creole haitiano, y Yo Migro, para la comunidad hispanohablante.

“Notamos que era muy fuerte entre los migrantes, más incluso que entre los propios chilenos, el uso del móvil como algo más bien vital: es el medio para mantenerse en contacto con sus familiares” cuenta Lawrence. Las aplicaciones ofrecen, en un solo lugar, las informaciones básicas para llegar al país: información sobre visas, derechos laborales, acceso a la salud pública, cultura, trabajo, entre otros. Hoy por hoy, ambas aplicaciones cuentan con más de veinte mil descargas en Google Play.

Algo similar se hizo en noviembre de 2017, cuando el Gobierno de Chile otorgó refugio a catorce familias venidas de Siria. Para apoyarlas en su inserción a la sociedad chilena y facilitar su acceso a la información, Fundación Interpreta con PricewaterhouseCoopers Chile, como parte de la iniciativa #ChileIncluye, desarrolló una aplicación en árabe- español, llamada Salam, otorgando información similar a la de Yo Migro y T-zen, pero diseñada según las necesidades de los refugiados, incluyendo así  espacios de pertenencia a su cultura como mercados, restaurantes y agrupaciones de apoyo y acogida de origen Sirio, ayuda legal en caso de ser necesaria y un chat para que puedan comunicarse directamente con miembros de la comunidad, siempre con el objetivo de fortalecer su proceso de integración social en Chile.

Otro problema que enfrentó la fundación fue la lentitud con la cual los datos relativos a migración eran entregados desde el mundo de la investigación, en conjunto con la carencia de instrumentos inmediatos para apreciar los discursos que circulaban en la web y redes sociales alrededor del tema “migración” en Chile.

Fue en enero de 2017 cuando Interpreta empezó a utilizar Social Intelligence para el análisis de redes sociales y contenidos de libre acceso en internet, usando técnicas relacionadas con  big data en temáticas migrantes. Hoy por hoy, a través del software Brandwatch Analytics, tradicionalmente usado para monitorear marcas en la web y en redes sociales de acceso público, la organización realiza estudios alrededor de la xenofobia y los discursos de odio, para así obtener mejores herramientas con las que combatirlos.

Asimismo, Interpreta está generando herramientas digitales para poder monitorear los movimientos migratorios desde las redes sociales, y poder responder de mejor manera a sus necesidades. Específicamente, se ha estado trabajando alrededor de la crisis migratoria venezolana, tema con el que el pasado 24 de septiembre se presentaron como expositores en la conferencia de social Intelligence más importante del mundo, Now You Know de Brandwatch, en Ciudad de México.

“El Social Intelligence nos permite anticiparnos a procesos que afectan a migrantes y desplazados, tanto en su país de origen como destino. La idea es crear un puente entre la gente que necesita y la gente que puede dar ayuda” afirma Ignacio Loyola, Director Ejecutivo de Interpreta. “La inmediatez de la información nos permite reaccionar a tiempo, a diferencia de los medios tradicionales que tienden a estar desactualizados”.

Proyecciones para el Futuro

Los siguientes pasos de Interpreta consisten en el desarrollo de un prototipo de sistema de alertas, para ayudar con la búsqueda de personas desaparecidas a lo largo de toda Latinoamérica. 

Para realizar este proyecto no sólo se necesita de la recolección de datos, sino de su divulgación y uso eficiente. Es por eso que, además del uso del Social Intelligence, la fundación está en conversaciones con distintas ONG’s y organizaciones internacionales, para poder coordinar la puesta en marcha del sistema de alertas de personas perdidas, y la respuesta efectiva a éstas, como también poder medir su impacto en la problemática.

“Venimos del mundo corporativo, en el cual existen distintas herramientas e iniciativas para poder solucionar problemáticas al interior de la empresa. ¿Cómo podíamos tomar esas tecnologías, esas innovaciones y darles un propósito distinto? Eso es lo que estamos haciendo, y el contar con el apoyo de Fundación Nómada y PricewaterhouseCoopers Chile, a través de la iniciativa #ChileIncluye, fortalece el círculo virtuoso del desarrollo de soluciones colaborativas, proactivas y de largo plazo, buscando siempre mejorar el contexto migratorio latinoamericano”, afirma Tomás Lawrence, para quién la innovación es el espíritu de la organización.